El Gobierno anuncia 3.000 millones para pymes, autónomos y ayuntamientos

20/04/2009

Zapatero ha hecho este anuncio ante unas 1.600 personas en un acto en Valladolid organizado por el PSOE para conmemorar el 30 aniversario de las primeras elecciones municipales de la democracia.

Una medida que se quiere implantar a través del ICO y con la que el Gobierno quiere ayudar y aliviar la situación tanto de las pymes como de los ayuntamientos y dar, a la vez, un impulso al crédito comercial. Consciente de que las pymes y los autónomos tienen dificultades para acceder al crédito "en condiciones razonables", Zapatero ha detallado que con esta nueva línea de avales se garantizará el oportuno cobro de las facturas endosadas a obras y servicios municipales.

Mediante estos avales, se facilitará el descuento de estas facturas por parte de las entidades financieras, pues el ICO respaldará el pronto pago del 100% de los importes.

A este respecto, Zapatero ha insistido en que se trata de una nueva medida con la que el Ejecutivo pretende actuar a la vez en favor de las pymes y los autónomos y los ayuntamientos para aliviar el volumen de deuda pendiente que "tanto dificulta" su actividad.

El presidente ha agradecido además a las pymes y a los autónomos el "esfuerzo" que hacen ante las dificultades de crédito y liquidez con que se encuentran y ha subrayado que, con su trabajo diario junto a los gobiernos locales, contribuyen al bienestar de los ciudadanos.

En cuanto al fondo estatal de financiación local, conocido como Plan E, el presidente asegura que se encuentra en una fase de "pleno auge" ya que las obras alcanzan su ritmo y los ayuntamientos "comprueban la prontitud con que se transfieren los recursos" con el fin de que las empresas los tengan a su disposición, lo que pone de manifiesto que la cooperación y la suma de esfuerzos de las administraciones "puede ser determinante para generar empleo y mantener la actividad económica".

Zapatero también se ha referido durante su intervención al nombramiento de Manuel Chaves como vicepresidente tercero del Gobierno, del que ha dicho que contribuirá a fortalecer y mejorar la cooperación de las Comunidades Autónomas en la recuperación económica.

Qué se lo pidan a Rajoy
La defensa del gasto público ha sido uno de los momentos más acalorados de la intervención del presidente, que ha dicho que es necesario para contribuir a superar la crisis económica y ha arremetido contra el PP, al que ha reclamado "más coherencia y menos hipocresía" y cuyo "cinismo" ha censurado alegando que, mientras ese partido exige recortar el gasto y la inversión pública, sus presidentes autonómicos cada día piden más recursos.

"Que se lo pidan a Rajoy", ha clamado, antes de poner en evidencia que el PP es prácticamente el único partido de Europa que no comparte la idea de que, ante una iniciativa privada que "está débil y paralizada" por la crisis, es necesario hacer "una fuerte inversión pública". Y ha juzgado que, si se siguieran las "recetas" que propone el PP, "todas las factorías de automóvil" de España "tendrían que cerrar", porque no podrían recibir ayudas públicas justo cuando el país atraviesa "la crisis económica más fuerte de los últimos cincuenta años".

Tras considerar que lo que le gustaría al PP es reducir el gasto social, Zapatero ha garantizado que su Gobierno no recortará ni en política social ni en derechos sociales.

Volver al Listado de Noticias