La solución a la crisis es una cuenta muy sencilla

24/04/2009

Hablando con algunos de los compañeros de paseos, Jaime, que es una persona muy calmada y pensativa me ha dicho:
“Marcial, nos toman el pelo, te lo digo yo”.

Yo le he pedido explicaciones y sacando un papel me explicó: “Dice en el periódico que el  Gobierno ha dado a los bancos, para salir de la crisis 30.000 millones de euros”. “En España somos 46 millones  de ciudadanos”. “Lo que quiere decir que nos podían dar 650 millones a cada español y seguro que con eso pagábamos todas las hipotecas”.


El calculo es sencillo y desde luego hace que pensar, si en cada familia entrasen 650 millones  España sería un paraíso y los bancos cobrarían las  deudas  de esos ciudadanos y no tendríamos problemas de hipotecas ni de morosidad. ¿Qué pasa entonces? yo quisiera una explicación coherente y verdadera.

Puestos a pensar dentro de nuestra ignorancia y desconocimiento lo que se nos ocurre es que ese dinero que entregamos todos,  esos 30.000 millones que salen de las arcas comunes, se destinan a tapar enormes deudas de personas o entidades que también ganan enormes cantidades de dinero. Cuando ganan, todo va bien, dan empleo, dan dividendos a sus accionistas, y se hacen ricos riquísimos, pero cuando pierden…

¿Será la única solución que entre todos les hagamos otra vez ricos riquísimos, y que nosotros salgamos de la crisis a base de paro, de cierre de comercios y de mucha angustia?

Y tengamos que esperar  que una vez que los ricos riquísimos recoloquen otra vez los 30.000 millones que perdieron  vuelvan a generar trabajo y a dar dividendos… etc., etc.

Mientras los políticos no sean capaces de repartir de verdad la riqueza  y sea el dinero el único dios en el que todos creemos y al que todos nos sometemos, no podremos decir con verdad que somos democráticos  y que todos como ciudadanos tenemos los mismos derechos.

Poco a poco y adoctrinados con estas crisis, los ciudadanos nos tenemos que plantear que la dictadura del dios dinero es la más injusta de las dictaduras y la mas ruín, pues se disfraza con multitud de ideologías políticas y así los pobres continuaremos por siempre siendo pobres y pagando tributos para que otros cobren dividendos.

Volver al Listado de Noticias