Circo de sangre

06/04/2010

La cultura se ha de demostrar con hechos y en estos momentos Cataluña ha tomado una sabia iniciativa tratando de prohibir una fiesta sangrienta, donde en esta ocasión, como en otras muchas, las víctimas son los animales.

Según las estadísticas más recientes, el 67% de los gallegos desean que se prohíba y siguiendo esta misma línea la mayoría de los habitantes de nuestro país desean lo mismo,  tomando como referencia las constantes encuestas que continuamente se vienen realizando. Es por ello que no deja de ser sorprendente que un partido que se define como popular y dice defender la vida, enarbole la bandera pro taurina de la muerte, mezclando a nuestra bandera en el evento y generando polémicas regionalistas que nada tienen que ver en este asunto. El principal partido de la oposición debería ejercer precisamente eso, OPOSICION, sobre todo a hechos  tan tremendos y denigrantes como es el sacrificio de los toros para deleite de unos pocos. Este debate se está  convirtiendo en una distorsión o desviación de la realidad social  de España a la cual la clase política debería prestarle más atención aunando esfuerzos, sin hacernos participar en un CIRCO  donde podamos ser como una delicatesen  para los leones.

Diego Fernández Villar

Volver al Listado de Noticias