Los delitos contra el patrimonio: hurto y robo

Los delitos contra el patrimonio: hurto y robo

11/04/2011

Estos delitos están regulados en Libro II, título XIII del Código Penal de 1995, aprobado por la Ley Orgánica 10/1995 y modificados recientemente por la Ley 5/2010, en concreto en los artículos 234 a 269.

La característica principal de los mismos es la sustracción del bien del patrimonio de la víctima y su apropiación por el delincuente con la finalidad de que dicho bien, pase a engrosar sus bienes y/o le produzca un beneficio económico, es decir debe existir ánimo de lucro, el fin de la apropiación es obtener un beneficio material.

Sin la existencia de ese ánimo en el delincuente no se puede hablar de delito patrimonial.

Para comprender la naturaleza de estos delitos, comenzaremos por los más habituales, el Hurto y el Robo.

El delito de Hurto, viene regulado en los artículos 234, 235 y 236 del Código Penal.

La conducta típica consiste en tomar, en apoderarse de los bienes de otra persona, sin el permiso de esta.

La línea que separa el Delito de la Falta de Hurto, tipificada en el artículo 623 del Código Penal se establece en 400 €, ahora bien hay que tener en cuenta que la valoración de los bienes sustraídos se realizará en función del párrafo segundo del artículo 365 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal si los bienes sustraídos se realizan en un establecimiento comercial, los cuales se valoraran por el precio de venta al público y que en efecto, en este último concepto se incluye de manera obligatoria el I.V.A. según criterio jurisprudencial reiterado (Sentencia de la Audiencia Provincial de La Coruña, sección segunda,  numero 358/2010 de 24 de septiembre de 2010).

Es de señalar que la pena es de prisión de 6 meses a 18 meses, siempre que no estemos ante la sustracción de bienes de interés histórico, artístico o bienes de primera necesidad o dedicados al servicio público cuya sustracción provoque desabastecimiento o grave quebranto para la víctima o su familia, o cuanto se utilice a menores de 14 años para cometer el mismo, puesto que en estos 5 supuestos la pena se ve agravada yendo de 1 a tres años de prisión.

La pena será de 3 a 12 meses de prisión si el dueño de la misma o alguien en su nombre sustrajere el bien a quien lo posea de forma legítima.

El delito de Robo viene regulado en los artículos 237 a 242 del Código Penal.

Posee características complejas dependiendo de la intensidad de la acción, de los medios empleados y de las demás circunstancias del hecho.

En su tipo básico se regula en el artículo 237 del Código Penal que tipifica que “son reos del delito de robo los que, con ánimo de lucro, se apoderaren de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder al lugar donde éstas se encuentran o violencia o intimidación en las persona”.

Debemos señalar que las características que lo definen, es decir los elementos del tipo, son: ánimo de lucro, fuerza en las cosas, y/o violencia o/e intimidación en las personas.

Dependiendo del tipo de  elementos que se den, como decíamos, tendremos una pena u otra para estas dos clases de robo.

Debido a lo limitado del espacio que disponemos dejaremos para el próximo artículo, la diferenciación entre ambos, indicando sus características y sus penas.

Una vez más esperamos haberles sido de utilidad, recordándoles que estamos a su disposición

  • en la dirección Avda. Eusebio da Guarda 11 primero B, 15007, La Coruña,
  • o en el teléfono 981922392.
  • VISITEN NUESTRA PÁGINA WEB: www.lmtabogados.com.

Volver al Listado de Noticias